TUCRISTO.COM - Red Católica
Bienvenidos!
Iniciar Sesión / Regístrate

In persona Christi: conferencia sacerdotal

Gracias! Compártelo con tus Amigos!

URL

Ya no te gusta este video. ¡Gracias por la reacción!

Sorry, only registred users can create playlists.
URL


Agregado hace en Conoce tu Fe por TuCristo
31 Vistas

Descripción

Introducción

* La tentación de reducir el sacerdocio a un oficio o función.

Fundamento bíblico

El pecado como ruptura. La alianza como camino de la misericordia para sanar esa ruptura.

El hombre no puede vivir sin la divinidad. Esta obligado interiormente a buscar el infinito y en su búsqueda se da, se dona: a ello entrega su vida.

La alternativa es: darlo todo a los dioses falsos o darlo todo al Dios verdadero.

Por eso la alianza es misericordia: cuando Dios sella alianza con el hombre lo salva de las garras de los dioses falsos. Apegándolo a sí, lo rescata. El primer mandamiento es el mandamiento salvador por excelencia: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón..."

La fórmula clásica del alianza está también en clave de salvación: "vosotros eres mi pueblo y yo seré vuestra Dios" La unión que se da en Jesucristo por el misterio de la encarnación es la unión que él quiere que tengamos con él, y que se expresa con el verbo permanecer y con el sustantivo comunión.

Elaboración teológica

En el caso de sus apóstoles, que son sus discípulos más cercanos, Jesucristo manifiesta un doble amor: por una parte, el amor a ellos, a quienes ha rescatado y salvado; por otra parte, el amor a través de ellos, para ayudar en el rescate de otros hermanos.al primer amor lo podemos llamar presencia de comunión y al segundo amor, presencia en persona.

El sacramento del orden es una expresión peculiar del amor que Cristo ha tenido por algunos de sus discípulos.

Los actos centrales que hacen posible este sacramento son todos de Cristo: es él quién elige; es él quien nos acerca e incorpora a su misión, y es él quien, estando presente en su Iglesia, nos envía.

Puesto que el amor de Cristo es total e irreversible, y por lo tanto apunta a cada aspecto del ser de aquel que recibe la ordenación, también debemos decir que la elección que él realiza es total e irreversible: todo el ser de aquel hombre elegido es "sacerdotalizado."

Después del sacramento del orden cada acto del elegido es espina o gloria para Cristo. En esto no existe neutralidad ni hay paréntesis temporales ni lugares con otro régimen.

Pero hay actos que son de tal manera constitutivos del ser de la Iglesia que no pueden fallar, en el sentido de que si ellos fueran ineficaces, la redención misma podría detenerse o retroceder lo cual por supuesto es imposible. Este es el fundamento del Concilio de Trento cuando llega a afirmar que la eficacia del sacramento no está ligada a la santidad personal del sacerdote. Es la doctrina del "ex opere operato."

Espiritualidad sacerdotal

Cada acto de oración, especialmente de oración personal, es un modo de rescatar y volver a tomar la dirección en nuestra vocación.

Quién es el que nos ha llamado y a qué nos ha llamado no es algo que podamos tener completamente claro mientras somos peregrinos en esta tierra; por eso continuamente tenemos que volver a dirigir nuestra mirada y volver a tomar el rumbo.

Recordemos el diálogo que se da entre el apóstol Tomás y nuestro señor Jesucristo, y cómo Cristo le aclara que la meta a la que lo está conduciendo es algo que él sólo puede descubrir si permanece apegado al camino, que es Cristo mismo.

La humildad, la fe y la caridad forman un núcleo inseparable en el corazón de la vocación sacerdotal, de modo que no puede atentarse contra una de estas virtudes sin lastimar a las otras dos.

Puesto que somos cuerpo y alma, y no espíritus puros, necesitamos de la adoración eucarística.

Sugerencias litúrgicas

Ante todo debemos recordar que "nuestra misa" es, en primer lugar y para siempre, la misa de Jesucristo, la misa del Cristo total, cabeza y cuerpo.

La memoria continua del sacrificio redentor nos dará la actitud apropiada para servir pastoralmente a nuestros hermanos, sobre todo en el sacramento de la confesión.

La humildad litúrgica que consiste en el deseo de ser completamente transparentes para que nuestro pueblo pueda encontrarse con Jesucristo.

* * *

Más predicación en:

http://fraynelson.com/blog

ADEMÁS: Suscríbete gratuitamente a mi boletín diario de evangelización:

http://fraynelson.com/suscripciones.html

Página de los DOMINICOS en Colombia:

http://opcolombia.org

Deja tu comentario

Inicia Sesión o Registrate para dejar comentarios.

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video
RSS