TUCRISTO.COM - Red Católica
Bienvenidos!
Iniciar Sesión / Regístrate

1 HORA DE ADORACION AL SANTISIMO

Gracias! Compártelo con tus Amigos!

URL

Ya no te gusta este video. ¡Gracias por la reacción!

Sorry, only registred users can create playlists.
URL


Agregado hace en Música por TuCristo
40 Vistas

Descripción

CANCIONES DE ADORACION A JESUS EUCARISTIA: https://www.youtube.com/watch?v=Q3UY2kSRvXg

1.-Haz Pensado
2.- Encontrarte Señor
3.- Vengo ante ti Señor
4.- Que bello es
5.- Pan de vida eterna
6.- Pan de Angeles
7.- Mas que adoración
8.- Oh Buen Jesus
9.- Tu Señor regaste de Agua
10.- Ante tu presencia
11.- Al acercarme a ti
12.- Quedate con nosotros
13.- Estate Señor Conmigo
14.- Te Adorare
15. - Te dejo entrar en mi corazon
16.- Pan de Vida

La hora santa es una practica de origen divino. En una de sus apariciones a Santa Margarita María de Alacoque Jesús le dijo; "Todas las noches del jueves al viernes te haré participar de la mortal tristeza que quise padecer en el Huerto de los Olivos; tristeza que te reducirá a una especie de agonía más difícil de soportar que la muerte. Y para acompañarme en aquella humilde plegaria, que entonces presenté a mi Padre, te postrarás con la faz en tierra, deseosa de aplacar la cólera divina y en demanda de perdón por los pecadores".

Pío XI, al comienzo del año Santo, exhortó al ejercicio de la Hora Santa como un "obligado y amoroso recuerdo de las amargas penas que el Corazón de Jesús quiso soportar para la salvación de los hombres". Ya antes, en su carta encíclica sobre la expiación que todos deben al Sagrado Corazón de Jesús "Miserentissimus Redemptor" [1] (8-V-1928) señaló: el Corazón de Jesús "para repararar las culpas recomendó esto, especialmente grato para El: que usasen las súplicas y preces durante una hora (que con verdad se llama Hora Santa), ejercicio de piedad no sólo aprobado, sino enriquecido con abundantes gracias espirituales". En otra ocasión explicó que "su fin principalísimo es recordar a los fieles la pasión y muerte de Jesucristo, e impulsarles a la meditación y veneración del ardiente amor por el cual instituyó la Eucaristía (memorial de su pasión), para que purifiquen y expíen sus pecados y los de todos los hombres". (21-III-1933).

Se trata por tanto de dedicar una hora a meditar los misterios cuando Cristo se sintió sólo y débil, como nosotros, y pide al Padre aparte el cáliz. Una hora para acompañarle, como el Ángel del huerto, en cuanto podemos, místicamente, junto al sagrario. Es una hora para volcar en su Sagrado Corazón todos nuestros afanes y sufrimientos, y recibir su gracia para sobrellevarlos. Una hora en definitiva, para agradecer su sacrificio y aprender de El.

Deja tu comentario

Inicia Sesión o Registrate para dejar comentarios.

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video
RSS