TUCRISTO.COM - Red Católica
Bienvenidos!
Iniciar Sesión / Regístrate

Raíces del conflicto Iglesia-Mundo (7 de 7 en: Madurez cristiana y amor a la Iglesia)

Gracias! Compártelo con tus Amigos!

URL

Ya no te gusta este video. ¡Gracias por la reacción!

Sorry, only registred users can create playlists.
URL


Agregado hace en Conoce tu Fe por TuCristo
23 Vistas

Descripción

* Para muchos es simplemente un "dato" que la Iglesia, y su lenguaje y sus ritos, están irremediablemente distantes del mundo contemporáneo. Incluso hay gente de Iglesia que trata, a su manera, de superar esa distancia con lo que ellos llaman "creando puentes" o con una "cultura del encuentro." Con lamentable frecuencia, esos intentos acaban en que la fe cristiana se presenta de un modo incompleto o diluido, que al final tampoco significa nada a ojos del mundo. ¿Cómo hemos llegado a esta situación?

LAS GUERRAS DE RELIGIÓN Y EL SURGIMIENTO DE LA ILUSTRACIÓN



* Raíces antiguas son el Nominalismo, el Renacimiento y la Reforma Protestante. Los combates de ideas, primero, y luego de sangre, entre protestantes y católicos causaron un daño irreparable a la presencia del cristianismo en Occidente. No solo por los escándalos y odios encendidos, a veces de muy larga duración, sino sobre todo porque cualquier autoridad que tuviera la Iglesia ante la sociedad quedó hundida en el más profundo descrédito. Surge entonces la gran oportunidad para que otras maneras de ver y organizar la vida humana cobraran fuerza. Es el tiempo de la Ilustración (sobre todo, siglo XVIII).



* La Ilustración, como fenómeno que llenó el panorama europeo de aquella época, tuvo varias vertientes. Dos de ellas hay que destacarlas. En el enfoque típicamente ALEMÁN, el exponente más claro es Immanuel Kant con su obra "¿Qué es la Ilustración?" de 1801.



+ Kant anuncia que la humanidad (europea) ha llegado a la "mayoría de edad" y que no necesita maestros, mentores o predicadores, lo cual por supuesto, excluye cualquier presencia de efecto real de la Iglesia en el ámbito social.



+ Pero además, Kant asienta las bases de un sólido agnosticismo que en la práctica excluye la discusión religiosa de la esfera pública. La Iglesia, exiliada de estas cuestiones fundamentales, debe limitarse a ejercicios privados de devoción para quienes quieran algo así.



* En el enfoque propiamente FRANCÉS, lo que encontramos es una pugna, parcialmente disimulada al principio, por el poder. En la clasificación común de la sociedad francesa (nobleza, clero, pueblo) no hay espacio para una especie de "clase" social que reclama influencia y poder. Son los intelectuales, y lo que traen a la escena pública es precisamente el poder del conocimiento.



+ De la Ilustración francesa viene en buena parte el mito modernista del progreso ilimitado de la humanidad, por vía de conocimiento--un mito que solo empezará desmoronarse cuando el país más avanzado científica y técnicamente, Alemania, impulse las dos grandes guerras mundiales, en el siglo XX.



+ Pero la Ilustración, en cuanto lucha de poder, tomó en Francia un camino clara y rabiosamente anti-clerical, de la mano del blasfemo Voltaire.



LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y EL SURGIMIENTO DE LA HEREJÍA MODERNISTA



* El mito del progreso ilimitado por vía de la racionalidad encontró su más robusto sustento en los drásticos avances tecnológicos de la revolución industrial. Los nuevos modos de producción, transporte y comunicación fortalecieron un sentimiento prometeico que exaltaba lo humano y despreciaba aquello que Voltaire había llamado "fábulas" (la revelación bíblica) y "supersticiones" (los sacramentos y sacramentales).



* Preocupados vivamente por este estado de cosas, algunos clérigos sintieron que buscar una especie de "vía media" era lo que convenía en el ambiente enrarecido por el anticlericalismo y el cientificismo positivista (de Comte, por ejemplo). Un sacerdote como Alfred Loisy consideraba que el mensaje de la fe debía transmitirse solamente dentro de los parámetros razonables y socialmente aceptables de la ciencia y el racionalismo de la época. Muy pronto pareció lógico a algunos que el contenido mismo de la fe podía y debía entenderse despojado de toda carga "mitológica" (Bultmann) y que eso era ser realmente fiel a Dios y al Evangelio.



* La grave consecuencia y herida enconada de la herejía Modernista fue que DENTRO mismo de la Iglesia se instaló una profunda división que, en lo que atañe a la Iglesia, la ve solo como un elemento más al servicio de la construcción de una sociedad según los ideales de "igualdad, fraternidad y libertad" de la Revolución Francesa. esta Iglesia, pura institución humana, para no estorbar debería ser plenamente servil a los ideales que el mundo le dicta.



* Nuestro camino, por supuesto, es otro. Si hemos llegado a conocer el amor de Cristo, y hemos llegado a amarle, vemos con lucidez esta historia pero sabemos que el futuro es otra cosa, y que esa nueva realidad empieza en la manera como Cristo ve y ama a su Iglesia.* * *



Más predicación en:



http://fraynelson.com/blog



ADEMÁS: Suscríbete gratuitamente a mi boletín diario de evangelización:



http://fraynelson.com/suscripciones.html



Página de los DOMINICOS en Colombia:



http://opcolombia.org

Deja tu comentario

Inicia Sesión o Registrate para dejar comentarios.

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video
RSS